ZAHORÍ

La serie «Zahorí» surge durante principios de la década de 2000, período en el que Avilán se debatió entre la necesidad hondamente expresiva y definitivamente pictórica de la abstracción lírica, y la construcción de algunas formas con referentes reales o simbólicos. La vertiente lírica ligada al uso de colores vivos y contrastantes predominaba en la mayoría de estos trabajos, en los que concurren temas ligados al fondo marino, los paisajes selváticos, los astros, los animales, cargados de una atmósfera onírica y poética.